Ir al contenido principal

Bologna Violenta: grindcore con violines

No hacen una música apta para todos, pero Bologna Violenta (nombrados al estilo de las películas "poliziottescas" italianas de los setenta como "Milano Violenta" o "Napoli Violenta") es junto a Zu, Fuzz Orchestra y Father Murphy, una de las bandas de música extrema más importantes del país en forma de bota. Suena como si Napalm Death sustituyera a Ennio Morricone al frente de su orquesta; música dura, visceral y frenética, con influencias del grindcore y de la electrónica industrial. Han sido comparados con Naked City (el proyecto de John Zorn) por los acelerones grind y por la temática cinematográfica que también comparten con los Fantômas de Mike Patton.
Formada en un inicio por Nicola Manzan, multinstrumentista con diploma en violín (aunque en directo suele tocar la guitarra), acaba de publicar su quinto disco, Discordia, que cuenta con  Alessandro Vagnoni a la batería. Los vi presentado el disco en el mítico Leoncavallo de Milán. En directo reducen su sonido a guitarra y batería, sin las cuerdas que dulcifican (si se puede usar ese verbo para describir a los Bologna) su sonido. Rápidos y muy duros, su directo es toda una experiencia sonora. Aquí resumimos su peculiar travesia del desierto (rojo).
Comenzaron con un disco homónimo en el 2006, publicado como CD-R. Bologna Violenta cuenta con 26 temas, con nombres inspirados en el cine poliziottesco italiano, y un sonido entre grindcore y metal industrial. Guitarras, batería electrónica, synths y loops forman el disco más directo y más básico de la banda.
Muy interesante es su segundo disco Il nuovissimo mondo, inspirado en la serie de películas documentales que siguieron a "Mondo Cane" ("Este perro mundo" en castellano) donde se mostraban extrañas costumbres de diversos países. Mucho más variado electrónicamente, con temas como "Trapianti Giapponesi" con un comienzo drum n' bass y otros que se acercan más a las barrabasadas de Alec Empire. Los continuos samples de voces los acercan a una Fuzz Orchestra superacelerada. El violín se empieza a sentir por primera vez aquí, y empiezan a aparecer momentos más calmados.
Utopia e piccole soddisfazioni, el tercer álbum, presenta una gran influencia de la música culta, y cuenta con cuatro temas cantados, uno de ellos una versión de la CCCP Fedeli alla linea, grupo seminal del punk italiano. Este acercamiento a la música culta es evidente en el tema más largo de la banda, los seis minutos del último tema del disco:  "Finale - Con Rassegnazione", que con un comienzo muy clásico acaba en atronador doom. Las cuerdas empiezan a tomar protagonismo. Un disco profundamente original y digno de unas cuantas escuchas.
Uno Bianca, máximo exponente del grindcore a la boloñesa funciona como diario sonoro imaginado de los golpes de la brutal banda criminal homónima. Uno Bianca, la banda criminal de Roberto Savi, sembró el terror durante siete años (1987 a 1994) con golpes rápidos y feroces como la música del disco.
Su nuevo disco, Discordia, publicado hace unos meses, no es conceptual como nos tenían acostumbrados. Empieza muy lírico con un piano en "Sigle di telefilm", el tema más largo del disco, pero al minuto y medio ya entran una pesada guitarra y una cada vez más frenética batería. Sobre el ruido las cuerdas sobrevuelan. "Incredibile lite al supermercato", presenta una voz hardcoriana y un interludio cercano a la fusión. Bajan las revoluciones al inicio del "I postriboli d'Oriente" pero la calma no dura mucho y la velocidad vuelve: en algunos momentos la música parece pertenecer a una versión oscura de los dibujos de la Warner. Los temas siguen siendo cortos y así tenemos 16 temas despachados en unos 24 minutos.
François Zappa

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ramalama: aprendiendo del pasado

En un país en el que los años ochenta son considerados como la edad de oro de la música y que tiende a olvidar o menospreciar todo lo anterior, es encomiable la labor de recuperación histórica de clásicos de la música española llevada por el sello Ramalama. Presentamos nuestras recomendaciones dentro de un extensísimo catálogo que cuenta con la mayoría de los grupos de pop españoles de los sesenta y setenta e incluso alguna cosa de los ochenta. Mirando hacia atrás sin ira.
Los Pekenikes: Vol. 2 Los instrumentales de su época dorada (1966-71). En este recopilatorio doble tenemos sus temas más recordados: "Lady Pepa", "Hilo de Seda", "Embustero y Bailarín", "Frente a Palacio", "Tren Transoceánico a Bucaramanga" o "Cerca de las estrellas" (este tema, cantado). Tras perder a varios cantantes (que desertaron para formar bandas como Los Brincos), y lograr un gran éxito con "Los cuatro muleros", Los Pekenikes se convirtiero…

Madrid es ruido 2017

Madrid es ruido es uno de esos pequeños festivales que hacen interesante una ciudad y le dan color (y en esta ocasión algo de ruido). En esta época de macrofestivales que parecen tener como único interés el no hacer dos carteles completamente iguales, se agradecen los festivales con entidad propia y propuestas diferentes y arriesgadas. Madrid es ruido se centra principalmente en el shoegaze, el famoso estilo en el que los músicos miran al suelo ya sea por timidez (o eso dice la leyenda) o para estar pendientes de la pedalera. Será en la sala Moby Dick los días 24 y 25 de noviembre y tendrá un precio de 30 euros el abono y 17 euros la entrada de día. Shoegaze para levantar la mirada del suelo.
93Millionsmilesfromthesun: los cabezas de cartel vienen de Doncaster y presentan su quinto álbum (sin contar el compartido con Presents For Sally), "The Lonely Sea the Sky" donde continúan su renovación del género.
Secret Shine: fueron parte de la escudería del mítico sello indie Sarah …

Crónica del Club to Club 17

Viernes: casi nunca bailáis.
El viernes, como buen madrileño que soy, llegué ligeramente cocido al festival piamontés. Este año no había ninguna Anna Von Hausswolff que hiciera que arañase las puertas esperando entrar así que no entré hasta las nueve y media, cuando ya habían tocado NOLIFE y Amnesia Scanner (a estos últimos los había ya visto un par de veces).
Tras veinticinco minutos de retraso, Arca apareció para explicar que su laptop estaba estropeado y seguidamente, por fin, se presentó en el escenario, ataviado con un velo de novia y un látigo, lo que significaba que empezaría con su tema "Whip". Arca mostró una gran intensidad en directo y ser un enorme frontman, que no dudaba en bajar a cantar entre el público, vestido con un corsé y tirando ramos de flores. Pudimos escuchar futuros clásicos como "Desafío", "Anoche" y "Piel" en uno de los mejores comienzos posibles para el festival. Cuando llegó la hora de " Reverie" la locura …