Ir al contenido principal

Mis versiones favoritas: Crying Game de Boy George

Tenía yo 16 o 17 años cuando escuché el tema por primera vez, creo que en un recopilatorio de bandas sonoras que me grabó mi amigo Fernando, conocido como "el topo". Por aquel entonces yo tenía una novia formal (o lo formal que se puede ser a esa edad), pero me gustaba una chica a la que veía todos los fines de semana en el Ruta. De los cuatro garitos que había en Ceuta, el Ruta era el preferido de mis amigos, era donde más se bailaba, ya fuese la estúpida coreografía del "Saturday Night" de Whigfield (que es como montar en bici, nunca se olvida) o cualquier otra cosa que estuviese de moda, tipo Stakka Bo, Dr. Alban o Corona. Mi novia (que sé que no me está leyendo) de aquellos tiempos, decía, se volvía a casa pronto ya que vivía en la otra punta de Ceuta y yo aprovechaba para salir con mis amigos.
Justo antes de salir me gustaba escuchar el tema del que hablamos, en una especie de ritual que he ido repitiendo con distintas canciones y en distintas situaciones. Y al llegar al coro, cantar ese "One day soon I'm gonna tell the moon about the crying game" (o lo que en ese tiempo pensaba que decía la letra). Nunca pasó nada con esa chica, yo era extremadamente tímido, pero siempre asocio el tema con este particular momento de mi vida.
Boy George era en esos momentos en ex-cantante de Culture Club, grupo superconocido por todos los que habíamos nacido a finales de los setenta y escuchábamos periódicamente la M80. Se habían separado unos años antes tras la muerte del teclista de la banda y por la adición a las drogas de Boy George. En 1987 había sacado su primer disco en solitario Sold, y el tema título había sonado un poco en la radio. También conocería un moderado éxito con la banda sonora de "Descubierto" (Hiding Out). Y ya en 1992, otra canción para una banda sonora, en este caso una versión de "Crying Game" le volvió a catapultar a los más alto de las listas de éxitos.
El tema original fue grabado por primera vez en 1964 por Dave Berry, y cuenta con la guitarra de Jimmy Page (era un famoso músico de sesión). Apenas un años después, otra versión este vez con la voz femenina de Brenda Lee demostraría que la canción no iba a desaparecer del imaginario pop, y así sería repetidamente versionada hasta llegar a la versión "definitiva" de Boy George. La elección del andrógino cantante parece perfecta no solo para la temática del film, sino para la canción. Su voz, más dulce que nunca, perturbadoramente femenina a ratos, melancólicamente masculina al acercarse al final, flota sobre un colchón de teclados, marca de la casa PSB.
Producida por los Pet Shop Boys, (se puede escuchar a Neil Tennant haciendo coros) aparece en los títulos de crédito de la película homónima de Neil Jordan. En el film aparecen otras dos versiones del tema, una cantada por el actor principal Jaye Davidson, y la original durante una de las escenas finales. El fin fue un éxito e incluso ganó un Óscar al mejor guion original.
Boy George vivió su particular infierno al ser detenido por posesión de cocaína, y estuvo condenado a unos días de servicio comunitario. Los periódicos sensacionalistas ingleses no dudaron en publicar fotos suyas con el horrible traje de servicio.
Con un disco nuevo, le vi hace unos años haciendo de Dj en una de esas exclusivas fiestas milanesas donde solo se puede ir si conoces a alguien, hay barra libre, pero nadie bebe y aunque hay un dj, nadie baila.
François Zappa

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrevista a TV Smith

Nunca olvidaré la impresión que me dio escuchar "One Chord Wonders" por primera vez. Encontré una rabia que no era habitual en los anodinos discos de AOR que escuchaba por esa época. Fue el disco que hizo clic en mí, que me hizo amar el punk. Más de veinte año después encuentro todavía más necesario el sintonizar con esa rabia de los temas de The Adverts. Es un orgullo para nosotros poder hablar con TV Smith, creador de varios himnos punks y de mucho, mucho más.
-Has escrito hasta ahora cinco volúmenes de diarios de tus giras, ¿cómo te surgió la idea de escribir sobre tus experiencias?
-Nunca planeé escribir cinco volúmenes, simplemente empecé a escribir lo que me pasaba cuando estaba de gira porque pensé que la gente podía estar interesada en saber cómo es realmente. Por lo que le concierne al público, apareces en el escenario por la noche y lo que te ha llevado hasta ahí es un misterio. Creo que la mayoría de la gente asume que sales por la mañana del hotel, te subes en el a…

Martin Stephenson and The Daintees: rumbo a Bolivia

La primera y única vez que he visto tocar en directo a Martin Stephenson fue en el Komedia de Brighton en el 2005. Como uno se puede figurar por su nombre, en el Komedia se programan actuaciones cómicas además de conciertos. Se ha convertido en uno de los locales más punteros en ambos estilos desde su fundación en 1994. La comedia siempre ha sido muy importante en el Reino Unido y así me comentaban mis amigos ingleses que para vivir en un país como Inglaterra necesitas un gran sentido del humor.
Martin es músico por vocación y comediante por afición y por eso hace mil bromas antes de cada canción. Bueno, su otra famosa afición, el beber, también contribuye a su buen humor sobre el escenario. El Komedia fue el sitio adecuado para su gira en solitario del 2005. Durante su concierto, los chistes, a veces son buenos, las canciones, en cambio, siempre son extraordinarias. Su sonrisa, durante "Cocodrile tears" no tiene precio y cuando toca "Rain", me pasma la sencilla per…

Electrónica en Abril 2017

Siempre le he tenido un especial cariño al festival de La Casa Encendida. He pasado grandes