Ir al contenido principal

Crónica del Le Guess Who 2015

El pasado 19 de noviembre estuve en Le Guess Who. Celebrado en Utrecht, es sin duda uno de los festivales con un cartel más original y arriesgado de los que se he podido disfrutar últimamente. Con unos cabezas no muy mainstream como Deerhunter, Ariel Pink o el hype jazzero Kamasi Washington, y una selección que unía pasado y presente, vanguardia y tradición, lograron montar un festival bastante alejado de lo que solemos ver por estas tierras. Esta última edición contó con un escenario seleccionado por los reyes del metal drone, Sunn O))), otro por Jacco Gardner, uno por el festival Levitation (anteriormente conocido como Austin Psych Fest) e incluso uno del sello Constellation Records.
Sin duda el concierto de la edición fue el de Annette Peacock, que al piano y con peluca dio un recital sobrecogedor. La emoción fue máxima y las lágrimas bañaban el bonito auditorio donde tuvimos la suerte de presentar esta experiencia inolvidable.
Otro artista inclasificable, Keiji Haino dio un concierto extraño. Conocido por su peculiar forma de tocar la guitarra dio algo que llamaría una perfomance con campanitas. Más de uno esperábamos otra cosa.
Tristemente por los solapes me perdí a The Space Lady, artista inclasificable que había conocido pocos meses antes por la inclusión en el festival.
Deerhunter y su art pop cerraron la jornada del domingo, después de un extraño concierto de su líder como Atlas Sound. Junto a ellos, un gran número de bandas de rock actuales, como los A Place to bury strangers que esta vez no me convencieron con una mitad del concierto algo desconcertante. Viet Cong, para mí, una de las decepciones de la edición, sonaron sin garra. En cambio me sorprendieron gratamente unos potentísimos Lightning Bolt, unos cada vez más sólidos Titus Andronicus, los nuevos Fall que son Ought, los japoneses Bo Ningen y Metz. Protomartyr, otra de esas bandas que te recuerdan a The Fall, dieron un buenísimo concierto presentando su nuevo disco.
Para cerrar algunas jornadas tuvimos una buena selección de electrónica: los difíciles Demdike Stare pusieron punto final a un jueves que había empezado en la oficina. Blank Mass, Prefuse 73, el omnipresente Lee Gamble y por partida triple, Adrian Sherwood, al que por culpa de los retrasos, solo pude ver el comienzo de su sesión de clásicos. 
La parte metálica del festival estuvo representada por unos atronadores Sunn O))) que empezaron tarde porque el grupo ruso Phurpa no pudieron llegar por problemas de visa y en su lugar tocó el guitarrista de Earth. No vi el concierto entero, pero la media hora de drone que escuché me dio ganas de volver a verles en una sala pequeña. El jueves había visto a OM que habían tocado con Lichens, al que vi hace poco en solitario.
El jazz también tuvo su lugar no solo con Kamasi que presentó su aclamado The epic, también estuvo Bennie Maupin que participó con su saxo y clarinete bajo en dos discos tan importantes como Headhunters de Herbie Hancock y Bitches Brew de Miles Davis. A su lado, no tan conocido, Okay Temiz and la Fanfare Du Belgistan, dieron un concierto donde el percusionista turco tocó junto a jóvenes músicos, una mezcla de música turca y jazz.
La música turca también fue protagonista del domingo de la mano de Gaye Su Akyol, que mezcló música tradicional turca con rock, seguida de Mustafa Özkent que tocó una joya perdida del funk y jazz. Es siempre de agradecer estos festivales donde se salen un poco de la tónica de programar solo música en inglés y así también pudimos ver a la Orchestre Poly Rythmo de Cotonou, que tocaron hace unos años en el Primavera Sound, el Afro beat de Baba Commandant and the Mandingo band, a la revelación Islam Chipsy que tocaron hace poco en Madrid en el Villamanuela y que consiguió hacer votar a todo el público. 
Incluso hubo tres conciertos con música tradicional de Líbano, del que vimos a Dirar Kalash sustituyendo a Remi que tuvo también problemas de visa. 
La música contemporánea estuvo representada por uno de los grandes nombres del minimalismo, Charlemange Palestine, que dio un concierto un raro extraño al pasar unos buenos quince minutos brindando y alucinando con el sonido de su vaso. Pero en cuanto se puso al piano consiguió hacernos olvidar esos minutos perdidos. Lubomyr Melnyk, considerado el pianista más rápido vivo, puso junto a The Necks y Hildur Guðnadóttir completaron la cuota clásica del festival.
El rock (en el sentido más libre del término) estuvo representado por Faust, leyendas del Krautrock (el apelativo peyorativo dio nombre al último tema de su cuarto disco) que sin hacer concesiones al pasado sonaron arriesgados. A su lado The crazy world of Arthur Brown, el abuelo directo de Kiss y King Diamond cuyo tema más famoso, "Fire" fue sampleado por Prodigy. De Francia y Brasil nos llegan dos bandas imprescindibles: la leyenda del rock/jazz Magma, que tocaron magistralmente temas de los setenta y Os Mutantes, banda insignia del tropicalismo que tocaron temas de toda su discografia. Fue bonito escuchar "Bat Macumba" y sobre todo "Pan e circus". Rita Lee ha dejado de tocar con ellos pero fue suplida correctamente. Sin olvidar al por tanto tiempo olvidado Nick Garrie, que tocó sus últimos temas de su reeditado The Nightmare of J.B. Stanislas. El Punk/funk revitalizado de The Pop Group cerró la cuota de leyendas. 
Por si lo anterior no te ha sorprendido, tocaron también Destroyer, The Notwist, Jacco Gardner, Josh T. Pearson o Mikal Cronin.
François Zappa





Comentarios

Entradas populares de este blog

Vampisoul: aprendiendo bailando

Cada vez son más los djs que cursan sus estudios en la universidad de Vampisoul. El sello español ha formado con espectaculares resultados a toda una generación de djs que han demostrado sus kilométricos conocimientos en las más importantes cabinas del mundo. Recogemos aquí un temario necesario para cualquiera interesado en la ciencia del ritmo: ¡a bailarrrr!
-Historia de España: este temario empieza por la prehistoria con Pedro Iturralde y su Jazz Flamenco. La cultura catalana es estudiada en Tiritando: manual sobre la importantísima figura de Antonio González "El Pescaílla". Partes oscuras de nuestra historia son revisadas en profundidad como, por ejemplo, la conexión jamaicana en Skanish Sound (1964-1972), mientras que las relaciones con Brasil son documentadas en Sabor a Fresa del maestro Alfonso Santisteban. Labiografía de Barrabas,Música Caliente sirve como radiografía de la década de los setenta. Otra lectura alternativa de la historia española se puede encontrar en el…

OFF Festival: nuestras recomendaciones (y3)

Terminamos nuestras recomendaciones para el OFF Festival (o de posibles escuchas para este verano), con los grupos más interesantes que tocan el domingo:
Circuit des Yeux: tan poético nombre le va como anillo al dedo a la melancólica música de esta artista que tristemente no ha sonado mucho por España.
Idris Ackamoor & the Pyramids: uno de nuestros conciertos favoritos del último Le Guess Who. Afro-funk con un toque cubano interpretado por unos músicos increibles.
Made in Poland: siempre nos gusta descubrir algun artista local en el OFF. Sin duda, estos clásicos del post-punk valen la pena. Además nos han dado una idea para un futuro post.
Boris: estos japoneses están sonando mucho ahora aunque se formaron en el 92. Tocarán su disco más clásico Pink del 2005.
Wrekmeister Harmonies: sin duda, un grupo con uno de los directos más interesantes del momento. Hay que tener huevos para pillar el nombre de una peli de Béla Tarr.
Arab Strap: el Philophobia es uno de mis discos favoritos de los n…

Primavera Sound: domingo

Durante varios años, el domingo ha sido uno de mis días favoritos del festival. Me gustaba ir al Parc de la Ciutadella con unas latas de sidra y ver algún concierto, cenar algo después cerca de la BARTS y terminar con algún concierto allí. Este año (y el anterior) la oferta ha crecido de forma sorprendente, han cambiado de sitio (ahora el CCCB) y uno puede vivir la jornada casi tan plenamente como un día normal.
Empezamos a las cuatro de la tarde, con el concierto de Ocellot, bastante animados para esa hora y justo lo que necesitaba el público para olvidar la hora de la siesta. Su fama de ser los Animal Collective catalanes es justificada. A veces pueden ser un poco caóticos, pero bueno, los Animal también lo son.
Y si habíamos empezado con los AC catalanes, seguimos con Wrongonyou, el Bon Iver italiano. Armado de acústica y auto tune nos recordó el sonido del último disco del miembro de Volcano Choir. Tristemente, durante su tercer tema empezó a llover muchísimo y tuvo que parar su con…